Pajaros que disfrutan de la primavera en nuestra Península. El avión común se asocia en colonias en pequeños núcleos habitados, hace sus nidos como cestos de barro debajo de cornisas o aleros de tejados, su labor insecticida le sirve de alimento y vuelve a migrar a Africa al final del verano. Una maravilla contemplarlos en vuelo.